¿Es eficiente la ‘dieta K-pop’ para bajar de peso?

Esta dieta está diseñada para que puedas verte como los ídolos de la música k-pop

23 julio 2021 |

Si quieres verte como una de los idols de k-pop, entonces prepárate para un rutina demandante de dieta y ejercicio. No es cosa fácil lucir el cuerpo de una estrella de música pop, pero hay algunos pasos que puedes seguir para llegar ahí. Conoce la ‘dieta k-pop’.

Más que un género musical, el k-pop es un fenómeno cultural originario de Corea del Sur que se ha propagado con éxito a buena parta del mundo en los últimos años, incluyendo México.

Como todo ícono de la cultura pop, muchos fanáticos aspiran emular a sus artistas favoritos, y claro, parte de ese ritual es tener muy buena condición y un cuerpo súper esbelto para imitar las complicadas coreografías de los grupos.

Con ese objetivo en mente, entra al mercado la dieta coreana para bajar de peso, mejor conocida como la ‘dieta k-pop’, una serie de recomendaciones que debe ser complementada por rutinas diarias de ejercicio.

Muchas verduras y mucha fibra
La dieta k-pop promete ayudarte a perder peso y a mantener esa figura delgada con una dieta de alimentos enteros, absteniéndose de productos procesados, con mucha azúcar y calorías, así como lácteos. También tiene el beneficio adicional de aclarar la piel y mejorar la salud a largo plazo.

En efecto, la dieta depende de recetas de la cocina tradicional coreana, con una amplia variedad de verduras, arroz y algo de carne, pescado o mariscos. Tendrás que conseguir kimchi, un plato de repollo fermentado, parte básica de toda dieta coreana.

Con esta dieta, no es necesario que cuentes calorías. Es más, ni siquiera es necesario que vigiles el tamaño de la porción. Entre más verduras puedas incorporar a tus comidas mejor, así como sopas (no de lata por supuesto).

Las comidas tradicionales coreanas están repletas de vegetales, y estos alimentos contienen mucha fibra. Las dietas ricas en fibra pueden ayudar a perder peso al reducir el hambre y los antojos mientras promueven la sensación de saciedad.

Es importante limitar los alimentos grasos y evitar las salsas, aceites y condimentos siempre que sea posible. Comer fuera también debe ser limitado.

Sustituye los refrescos y las bebidas azucaradas por agua. ¿Tienes ganas de un postre? Cambia las galletas, dulces, helados y demás refrigerios por fruta fresca. Cualquier dieta que limita los bocadillos tiene un punto a su favor.

Todos estos factores ayudan a consumir menos calorías de las que quemas. Se ha demostrado constantemente que estos déficits de calorías ayudan a las personas a perder peso, independientemente de los alimentos que elijas comer.