Documental panameño-venezolano sobre deportes extreno estrena en octubre

El pasado 5 de Octubre estreno en 10 salas del país, el filme Oculto, un documental panameño realizado con un apoyo minoritario (20%) de nuestro país en el que intervino el reconocido actor venezolano Frank Spano, en calidad de guionista, productor y director; estas últimas dos labores compartidas con Guillermo Bárcenas, de Panamá.

07 octubre 2018 |

Oculto (Hidden), que se presentó a la industria internacional dentro del Marché Du Filme (mercado del cine), incluido en el Festival Internacional de Cine de Cannes 2016, y fue seleccionado ese mismo año para competir en el Hollywood International Independent Documentary Awards, cruza las historias de Eloy Cruz, Gary Saavedra y Jean Carlo “Janca” Salerno; tres atletas destacados en los deportes extremos de paracaidismo, surf y motocross (cuatriciclo) respectivamente.

A lo largo de casi 80 minutos de duración, la película se sumerge, superficialmente, en la dimensión humana de estos personajes para apenas asomar, como por una pequeña ventana, parte del panorama que está detrás del éxito.

ESTÉTICA EXTREMA

Con una estética enriquecida por el atractivo visual propio de los deportes extremos, Oculto recurre a los testimonios de los propios protagonistas, sus familiares y allegados, para descubrir conflictos, como por ejemplo el de Eloy Cruz, un paracaidista con más de 4 mil saltos en su trayectoria que lucha por regresar a su apasionado deporte luego de sufrir una fuerte caída que le dejó tres costillas, un fémur, una tibia y una rodilla rotas, además de un bíceps desprendido.

También se expone el conflicto de Janca Salerno, quien luego de 15 años de éxitos locales, combinados con cortos retiros por lesiones, consigue su meta de competir en el competitivo y exigente circuito estadounidenses, pero en un momento cuando debe elegir entre seguir su sueño de futuro incierto o darle estabilidad a su familia.

Tal vez más cómoda es la circunstancia de Gary Saavedra, un surfista de reconocimiento internacional, considerado el mejor el la historia de esa disciplina en Panamá con más de 13 campeonatos conquistados y un par de Récords Guinness por deslizarse durante más de tres horas en una ola, quien decide dejar a un lado su carrera profesional y sus aspiraciones y romper su propio récord, para dedicarse a preparar a nuevas generaciones y hacer de la Playa Venado, donde aprendió a surfear, un parque deportivo de calidad mundial.

LO QUE MUESTRA

Si bien el documental se caracteriza por una estética, una estructura narrativa y un ritmo capaz de atraer a los amantes y aficionados de los deportes extremos, su discurso pretende ir más allá y mostrar, en primer lugar, una faceta de Panamá diferente a la que emplea el sector del turismo de negocios y de placer. En segundo lugar el material audiovisual pretende dejar al descubierto las notas amargas que siempre se encuentran presentes en las mieles del éxito.

Finalmente, estas tres figuras exitosas cobran un valor diferente, que no es posible medir con una escala definida por sus éxitos deportivos, sino por la evaluación de sus decisiones, su voluntad de seguir adelante y su determinación de poner en primer lugar a sus familias y a su país.

Por otra parte, Oculto también puede percibirse como una plataforma para las bandas de rock panameñas participantes en la banda sonora, muy acorde con la temática de los deportes extremos, conformada por temas de figuras y conjuntos prácticamente desconocidos en nuestro país y en general fuera de las fronteras del istmo centroamericano, como los cantautores Carlos Méndez y Emilio Regueira,y las agrupaciones Señor Loop, Llevarte a Marte y Cienfue.

Oculto se estrenó en los circuitos comerciales de Panamá en mayo pasado, días después de presentarse en la pasada edición del Chicago Latino Film Festival. Se espera que de las aproximadamente 10 salas en las cuales se estrenará en Venezuela, unas tres o cuatro estén en Caracas. Posteriormente está previsto que el documental circule por varias ciudades del país.

En cualquier caso, por tratarse de una cinta que comparte la nacionalidad venezolana, nuestra ley vigente la protege por un plazo de dos semanas. Luego de eso dependerá de la convocatoria de público que consiga generar para mantenerse en cartelera.