El velódromo debuta como sede de una fiesta de skaters internacional

Su pista de skate es una de las más grandes de Sudamérica

24 agosto 2018 |

Tras una obra que se extendió por casi tres años, y que dejó atrás al que fue un ícono deportivo de la Ciudad durante décadas, el ex velódromo de Palermo fue reconvertido en una imponente pista de skate profesional, la primera en su tipo en Buenos Aires y una de las más grandes de América del Sur. Inaugurada en los últimos días de 2017, el sábado este espacio recibirá su primer evento de nivel internacional, en el que competirán skaters locales y ofrecerán demostraciones referentes del exterior. 
Con 530 metros cuadrados, la pista ocupa el predio ubicado entre Belisario Roldán, Figueroa Alcorta y las vías del ferrocarril Mitre. Fue diseñada y construida por Vans, que se encargará de mantenerla a través de un sistema de padrinazgo, más allá de que el uso del lugar es gratuito. Por eso el Authentic Bowl Sessions, que arrancará a las 11 de este sábado, es auspiciado por la misma empresa y funcionará como inauguración oficial del parque. 
Este año, el evento repartirá $ 100.000 en premios para los competidores argentinos y será sede de una sesión del team internacional de Vans Skate, conformado por especialistas en bowl (una modalidad que consiste en deslizarse sobre superficies similares a una pileta profunda, en este caso con una vertical de 90 grados). Ellos son Chris Russell, Willy Lara, Roman Pabich, Josh Borden y el recientemente ganador del Vans Pool Party, Tom Schaar.
También participarán Darío Mattarollo, uno de los referentes más importantes del país, y Franco Morales, una fuerte promesa a futuro.  Con entrada libre y gratuita, desde las 11.30 el público podrá presenciar las prácticas generales, y una hora después empezará la primera semifinal. Todo, acompañado por las bandejas de Dj Stuart
El predio cuenta con tres accesos, uno por Belisario Roldán y dos por Figueroa Alcorta. Y para los que lo visiten por primera vez, cuenta con una red de senderos peatonales con circuitos y postas aeróbicas para hacer ejercicios o, simplemente, mover un poco el cuerpo entre las presentaciones.  
Hasta ahora, la pista solo fue utilizada por amateurs y profesionales locales, quienes deben respetar una regla por igual: el uso de elementos de protección personal como casco, rodilleras y coderas. Y si son menores de edad, deben estar bajo la responsabilidad de sus padres o tutores. Con esta primera competencia, la pista que junto al resto de las mejoras demandó $ 25 millones, comienza a trascender fuera de los límites de la Ciudad.