'Superlópez' - El superhéroe que ya no es lo que era

Voy a ir a lo burro: 'Superlópez' es el 'Capitán Trueno y el Santo Grial' de 2018. El 'Un pliegue en el tiempo' del cine español.

24 noviembre 2018 |

Voy a ir a lo burro: 'Superlópez' es el 'Capitán Trueno y el Santo Grial' de 2018. El 'Un pliegue en el tiempo' del cine español. Algo que se siente como una hostia, con la mano bien abierta, en toda la cara que deja marca, no tanto a nivel físico -qué también- como en el orgullo de quién ha visto como Mortadelo y Filemón, Tintín y el Capitán Haddock, o Astérix y Obélix, entre otros, han logrado dar la cara en su salto de las páginas de los tebeos a la gran pantalla.

Y la decepción es aún mayor tras lo logrado por el propio Javier Ruiz Caldera en 'Anacleto: Agente secreto', prueba de que un proyecto como este no depende tanto del dinero como del enfoque que se le pueda dar. Un enfoque con un punto de partida interesante, la deconstrucción del modelo superheroico desde la chusquedad del ideario colectivo español, pero que se pierde en un desarrollo que convierte la broma en una triste realidad de tirar antes de usar.

La de una posible sátira convertida en una mala parodia, por cuanto no pretende ser una parodia sino la broma que apenas es alguna vez. Aquel interesante, tangible y castizo punto de partida enterrado, despreciado, avergonzado por una españolada que versiona un Marvel cualquiera; que juega al trazo grueso que tan mal le sentó al propio Caldera con 'Spanish Movie'. O peor, un chiste estirado hasta la saciedad proveniente de uno de los gags menos inspirados de cualquiera de los chanantes.

Una película desatinada, que luce cutre y barata, con efectos especiales de saldo (aunque no voluntariamente casposos), que llega tarde y mal a casi todas las jugadas, y que, dejando de lado el terrible error de casting que supone Dani Rovira (con o sin bigote), es capaz incluso de lograr que ese seguro de vida llamado Alexandra Jiménez quede en fuera de juego. Y todo, casi todo, se habría arreglado con un guión en condiciones (y algo más de común sentido).

Caldera hace difícil lo que Javier Fesser hizo fácil (hace la friolera de 15 años, ojo). Pero no, 'Superlópez' les ha quedado demasiado grande, como grande, muy grande le quedo esa mamarrachada de 'Mortadelo y Filemón. Misión: salvar la Tierra' a Miguel Bardem con la que tanto acaba teniendo en común. Y es que a 'Superlópez' le falta mucho, de todo, para no quedarse en algo demasiado amateur que parece improvisado de una semana para otra en una servilleta.

Y en el horizonte, por supuesto, la sensación de que tenían que haber hecho una película de animación, a ser posible, dirigida por el mencionado Javier Fesser. En otra vida, supongo.