Telefónica pone a la venta su emblemática torre con forma de móvil en Santiago de Chile

Tiene la forma de uno de los primeros teléfonos móviles que existieron en el mercado: aquellos aparatos toscos, rectangulares, casi del tamaño de un ladrillo, que en uno de sus ángulos superiores estaban dotados de antena

24 agosto 2019 |

Tiene la forma de uno de los primeros teléfonos móviles que existieron en el mercado: aquellos aparatos toscos, rectangulares, casi del tamaño de un ladrillo, que en uno de sus ángulos superiores estaban dotados de antena. Fue erigida en la segunda mitad de la década de 1990 y durante muchos años fue el edificio más alto de Santiago de Chile. Sí, se trata de la Torre Telefónica, situada en la Plaza Italia, en la intersección conocida como Santiago-Providencia, la cual la multinacional española ha puesto a la venta.

Bajo un concepto denominado “Sale & Lease” (venta con alquiler), la operadora ha cedido el control de la operación a CBRE, la compañía de origen estadounidense especializada en capital inmobiliario, que se encargará de la comercialización del llamado Distrito Movistar, en el cual se asienta el complejo de tres edificios que ocupan alrededor de 34,000 metros cuadrados y en el cual se levanta la que aún es considerada como una edificación icónica de Latinoamérica.

Las razones esgrimidas por la compañía para deshacerse del edificio, pasan por el anuncio hecho el pasado mes de diciembre, cuando Movistar Chile informó que el edificio corporativo se transformaría en un hub de innovación que estaría disponible para las startups del país.

“Mientras en los años 90 los grandes edificios corporativos tenían un importante valor simbólico, hoy lo que los clientes demandan es la inmediatez y los servicios de excelencia”, apuntó la operadora en comunicado. “A su vez, las compañías despliegan cada vez más tecnologías y espacios colaborativos para innovar. Y sumado a esto, destaca también la fuerte implementación del teletrabajo que, en el caso de Movistar Chile, ya es utilizado por el 50% de sus colaboradores y seguirá extendiéndose”.

Telefónica aseguró que la venta del edificio no implicará despidos ni cambio de personal, al tiempo que tampoco implicará cambios en el modus operandi de la empresa. La licitación, de carácter privado, dio inicio este mes y se espera que concluya antes de que termine el año en curso.

Javier Pinochet, director de Capital Markets de CBRE Chile, se pronunció en torno a la operación: “Esta venta entrega la oportunidad de adquirir un edificio de oficinas en una inmejorable ubicación, a unos pasos del metro Baquedano y con contrato de arriendo a una multinacional líder en el mundo, de gran calidad crediticia, con un rating AA (Fitch), lo que asegura la estabilidad de los flujos futuros, y por lo tanto una disminución en el riesgo de la operación”.

La Torre Telefónica fue inaugurada en 1996, tiene 32 pisos y mide alrededor de 150 metros de altura.