Toyota planea dar un golpe de efecto en Tokio 2020

Toyota desea deslumbrar al mundo durante los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

27 agosto 2019 |

Toyota desea deslumbrar al mundo durante los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Y lo hará mediante la presentación de una flota completa de vehículos eléctricos y/o propulsados por energías alternas, que estarán a disposición de atletas, organizadores, patrocinadores y, en algunos casos, el público en general, en la justa veraniega que se celebrará del 24 de julio al 9 de agosto de 2020, así como en los Juegos Paralímpicos (25 de agosto 2020 – 6 de septiembre 2020).

Toyota Motor Corporation, cuya sede se localiza en la ciudad del mismo nombre en la prefectura de Aichi, desplegará alrededor de 3,700 vehículos en la capital de Japón, entre los que habrá unidades diseñadas específicamente para el evento y versiones únicas de otros vehículos, cuya particularidad será que la mayor parte de ellos, alrededor del 90%, estarán electrificados.

La firma automotriz, que es patrocinadora de la competencia, se embarcó en la misión de conseguir, junto con el Comité Organizador de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio, el nivel más bajo de emisiones contaminantes en la historia del deporte olímpico y, consecuentemente, aligerar la impronta que tendrá en el medio ambiente en cuanto a emisiones de carbono.

Entre los vehículos eléctricos que desplegará la empresa –que por su diseño parecen salidos de una película de ciencia ficción–, se cuentan los Vehículos Híbridos Eléctricos (HEV, por sus siglas en inglés), los de Celdas de Combustible (FCEV), los Híbridos-Eléctricos Enchufables (PHEV), así como el modelo Mirai (impulsado por hidrógeno), el Prius PHV y los Eléctricos de Baterías (BEV), entre estos últimos se incluyen los llamados APM (Accesible People Mover), el e-Palette (un vehículo autónomo) y el Concept-i, que Toyota ha denominado “el auto del futuro”.