Amazon invierte USD 15 mil millones en impulsar su “marketplace”

Amazon se vuelca en su centro comercial online

09 octubre 2019 |

Amazon se vuelca en su centro comercial online. La multinacional estadounidense de comercio electrónico ha desvelado que en lo que va de año ha invertido cerca de 15.000 millones de dólares a nivel global para lanzar herramientas,servicios, infraestructura y equipos de profesionales para los vendedores externos que utilizan su marketplace.

El marketplace se ha convertido en un pilar de la estrategia de Amazon, hasta el punto de que estos vendedores externos generan ya un 58% de las ventas brutas de mercancías de Amazon, frente al 30% de hace una década.

En una reciente carta a los accionistas, Jeff Bezos, consejero delegado de la compañía, desvelaba que este negocio ha registrado una tasa de incremento anual compuesta del 52% desde 1999, más del doble que el que logra Amazon con su actividad de retailer.

La compañía asegura que estos vendedores, en su mayoría pymes, superaron los 2.000 millones de dólares en ventas en la jornada de promociones Prime Day, celebrada el pasado más de julio. Según sus datos, estas empresas han creado 1,6 millones de puestos de trabajo en todo el mundo y, en España, generan más de 10.000 puestos de trabajo directos. Amazon indica que en nuestro país hay más de 8.000 pymes que venden en su marketplace, empresas que el año pasado registraron una cifra de exportaciones superior a los 400 millones de euros, un 50% más que el año previo. Según sus estadísticas, el 75% de estas pymes exportan sus productos, fundamentalmente a clientes europeos.

Amazon ha desplegado diversas herramientas y servicios para estas compañías, desde seguimiento de inventario hasta sistemas para gestionar precios, realizar márketing y promoción de las marcas o generar informes de ventas. Por ejemplo, tienen una herramienta que les permite automatizar sus precios para ofrecer sus productos a precios competitivos, o un servicio de entrega programada.

Sin embargo, el doble papel de Amazon como distribuidor y operador de un centro comercial online donde venden productos otras compañías levanta recelos. De hecho, la Unión Europea quiere investigar si la compañía podría estar utilizando los datos de los comerciantes que venden en su plataforma para favorecer su negocio propio de comercio electrónico.