Giovani Henrique: “Reino Unido debe permitir la entrada de Huawei en sus redes 5G”

Noticieros locales afirman que el primer ministro británico Boris Johnson se está preparando para conceder el acceso a la futura red de telecomunicaciones 5G del Reino Unido a la china Huawei Technologies Co.

01 noviembre 2019 |

Noticieros locales afirman que el primer ministro británico Boris Johnson se está preparando para conceder el acceso a la futura red de telecomunicaciones 5G del Reino Unido a la china Huawei Technologies Co. La participación de Huawei estaría limitada a partes “no contenciosas” del servicio 5G en el país. Informes anteriormente publicados sugieren que, en estas áreas, los daños potenciales de la vigilancia china, si existen, serían limitados.

Fugas anteriores sugirieron que las cuatro mayores operadoras del Reino Unido (EE, O2, Three y Vodafone) usaban equipos de Huawei en sus redes 5G. A pesar de la posibilidad que China pueda incumbir a Huawei de usar equipos para espiar objetivos del Reino Unido, las operadoras también estarían mirando los fuertes incentivos comerciales para adoptar equipos de la china, lo que podría ayudarlas a construir redes más heterogéneas, con menor probabilidad de fallar, y forzar que gigantes de telecomunicaciones como Ericsson y Nokia ofrezcan precios más competitivos.

De acuerdo con Positive Technologies, empresa global de ciberseguridad, si el Reino Unido tomar la decisión de no excluir a Huawei de las redes 5G del país, no estará solo, ya que Alemania hizo el anuncio similar más recientemente. “Es probable que los gobiernos estén viendo que las restricciones a proveedores como Huawei costará a sus economías, que podrán ser superados por otros países que están más dispuestos a trabajar con proveedores chinos”, afirma Giovani Henrique, Managing Director de Positive Technologies. “Por otra parte, Huawei ya está incorporada al ecosistema 5G, con muchas operadoras móviles implementando redes con su tecnología. Informaciones divulgadas a comienzos de año sugirieron que Vodafone, O2, EE y Three ya estaban usando Huawei”, completa.

Según el ejecutivo, el problema no puede ser resuelto con una solución tan simple como el cambio inmediato de proveedores. “Si Huawei fuera retirada como opción, todo este proceso – incluyendo pruebas – tendría que ser iniciado nuevamente. La realidad es que los proveedores que podrían intervenir y cubrir esta laguna fueron tan superados comercialmente por Huawei que cualquier sustitución resultaría en costos adicionales y atraso en las implementaciones”, concluye.