Bancos versus Fintech: ¿dónde está el punto álgido?

El vínculo de bancos y fintech atraviesa en este momento aspectos donde se pudieron complementar y cooperar y otros donde la disputa por el mercado de clientes es desigual.

13 febrero 2020 |

El vínculo de bancos y fintech atraviesa en este momento aspectos donde se pudieron complementar y cooperar y otros donde la disputa por el mercado de clientes es desigual. De acuerdo con el último reporte “Fintech y Bancos” de PwC Argentina, más del 50% de los encuestados destaca que la colaboración se centraliza en las áreas de pagos, fundamentalmente en la gestión a través de nuevos medios (por ejemplo, cuentas digitales o billeteras y pagos por QR) y en transferencias de fondos. En cambio, el sector donde persiste la competencia, o no hay integración entre las partes, es el de préstamos, según lo expresado en la encuesta por el 15% de los representantes de bancos y el 7% de directivos de las fintech.

Si bien las diferencias en el estilo de gestión y cultura organizacional siguen siendo un tema relevante para la cooperación entre las entidades financieras, las inquietudes en ese sentido bajaron considerablemente, especialmente en el sector bancario (42% menos que en 2017). La integración está avanzando incluso más allá de las diferencias en los modelos de negocios de cada segmento; de hecho, solo el 16% de los ejecutivos de bancos manifestó que podrían representar algún desafío para el trabajo conjunto.

La industria financiera está entrando en un período de cambios significativos donde se redefine el ecosistema. En la última década, las expectativas de los consumidores evolucionaron de forma radical y los servicios al cliente limitados a las horas de atención al público de sucursales ya no son aceptables ni están a la altura de sus necesidades dinámicas. La tecnología financiera (“Financial Technology”) está en ascenso, acelerando los caminos para que los clientes satisfagan sus deseos y revolucionen el “status quo”

Según el estudio, la cooperación se fortalece rápidamente: el 75% de los bancos y fintech mantienen una relación de colaboración, tendencia que se incrementó especialmente en los últimos dos años. En 2017, solo la mitad de los bancos consideraba algún tipo de colaboración posible, pero actualmente el 86% de las entidades están asociadas con hasta cinco emprendimientos tecnológicos. En el segmento fintech, el 65% de sus ejecutivos dijo estar trabajando en forma conjunta con hasta cinco bancos y más de la tercera parte afirmó hacerlo con una cantidad superior.

La disrupción tecnológica no deja de inaugurar tendencias que entraman el futuro del mercado financiero y entre ellas, la convergencia es un driver eficaz para apalancar la colaboración entre bancos y fintech. En este sentido la encuesta registró una tendencia contundente: el 95% de los entrevistados considera la interoperabilidad como un facilitador actual para las transacciones del sistema financiero local. Asimismo, los encuestados también creen relevantes otras tendencias, como ser pagos en puntos de venta, QR o contacless, billeteras virtuales y pagos P2P o C2C, data analytics y big data, y control de fraude.

La tendencia mundial tanto para bancos como para las fintech es la implementación del “Open Banking” y los respondientes de la encuesta concuerdan con ello ya que el 93% cree que este sistema será determinante en los próximos 5 años.

En el contexto actual, la incertidumbre regulatoria aparece como el principal factor de preocupación para el desarrollo de este tipo de negocios. Así, en un ecosistema que se caracteriza por su dinamismo, lo regulatorio puede transformarse en una barrera para la innovación. El 70% de los encuestados señaló la cuestión impositiva como una de las barreras para avanzar y también están preocupados por la seguridad de IT, en tanto que las fintech demostraron mayor inquietud por la compatibilidad tecnológica. Finalmente, la escasez de talento digital sigue siendo una problemática para todo el ecosistema.